Ética vrs. “Compliance”

Deja un comentario

8 marzo, 2017 por Hugo Cruz Rivas

Ética y “compliance” no son conceptos opuestos pero sí subordinados: el “compliance” está subordinado a la ética porque ésta es, por naturaleza, superior en alcance y en eficacia.

Muchos gerentes restan interés a la formación ética de su equipo por tres razones: porque no comprenden muy bien qué es eso de la ética; porque no abundan los programas de formación ética para ejecutivos; y porque se confían en que tienen un programa de “compliance” “bien desarrollado”, como suelen decir. Me referiré a esto último.

Cuando un gerente dice que tiene un programa de compliance bien desarrollado se refiere normalmente a dos cosas: que tiene políticas casi para cada eventualidad y que tiene un canal para recibir denuncias de malas prácticas (hot-line, mail, buzones, etc.).

Un programa de compliance que por naturaleza se limita a estos dos elementos parte de un supuesto erróneo: que los posibles casos de malas prácticas están todos contemplados en su manual de políticas. Las alarmas se activan cuando ocurre precisamente el caso no previsto u ocurre uno sobre el cual la política escrita deja una laguna. Es aquí donde lo importante no es la precisión o extensión de la política escrita sino la capacidad de los ejecutivos para razonar con criterios éticos generales y abstractos, sumada a la prudencia de aplicar esos criterios al novedoso caso que caía en la zona gris. Sí, la ética sirve para analizar los casos grises con propiedad. La mayoría de las cosas que ocurren en una empresa no son tan fáciles de analizar como decir esto es blanco y aquello es negro; los ejecutivos, normalmente, se topan con zonas grises en las cuales hubiesen querido tener antes alguna formación que les indicase cuál es la ruta para analizar aquello éticamente.

Un programa de compliance requiere que los ejecutivos que lo han de aplicar en el día a día tengan un entrenamiento en cuáles son los aristas que se deben evaluar de cada caso para asegurarse de que se está analizando el tema no sólo desde el punto de vista del cumplimento de leyes y normas (que siempre será limitado) sino desde el punto de vista de la ética.

Equilibrio-123RF

Por otra parte, un programa de compliance limitado a políticas y canales para denuncias, deja de lado o resta importancia a la formación ética de los directivos. Esa formación ética debe ir encaminada no sólo a informar a los ejecutivos sobre las normas legales a cumplir en su sector, por más exigentes que sean; sino más bien a desarrollar la calidad ética de esos directivos como personas y como profesionales. Esto último, que algunos consideran imposible, es posible pero requiere dos cosas: coherencia de la alta dirección (predicar con el ejemplo) y un buen guión para dar esa formación. La ejemplaridad, la coherencia, por supuesto, es lo más importante. En una empresa donde la alta dirección y la alta gerencia viven los valores éticos en sus propias vidas, allí es posible hablar de ética y no sólo de compliance. En cambio, en una empresa donde los altos directivos tienen ellos mismos conflictos de intereses o conductas moralmente reprobables, la tendencia será reforzar el compliance a secas, reducido a cumplimiento de normas y políticas y sancionar a los culpables (si es que los encuentran), precisamente porque el compliance despersonaliza y reduce a tecnicismos legales.

Conozco de primera mano altos directivos que tienen la valentía de hablarle a sus ejecutivos de integridad, de coherencia de vida, de rectitud de intención y, por supuesto, de cumplimiento de leyes; pero lo hacen con la autoridad de quien practica y predica con el ejemplo. En esas empresas la palabra ética fluye con naturalidad, sin dejar de reforzar el compliance.

Y tu empresa, ¿de qué tipo es? ¿De las que sólo fomentan el compliance porque no se animan a hablar de ética? ¿O de las que fomentan ambas cosas a la vez y con coherencia?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Estadísticas del blog

  • 12,676 Visitas

Sobre el autor de este blog

Hugo Cruz Rivas

Hugo Cruz Rivas

Estoy felizmente casado con Alicia y tenemos cuatro hijos. Obtuve el doctorado en Gobierno y Cultura de las Organizaciones, del Instituto Empresa y Humanismo, de la Universidad de Navarra (España). Actualmente, desarrollo mi labor académica y de consultoría desde la Universidad del Istmo (Guatemala). Tengo dos áreas de especialización: ética empresarial y políticas de balance trabajo-familia. Si desean saber más sobre mi experiencia profesional, pueden visitar mi perfil en LinkedIn: https://www.linkedin.com/pub/hugo-cruz/b/636/469

Ver perfil completo →

A %d blogueros les gusta esto: